Libros sobre cine:


________________________________________________________________________________

Busca obras, autores, actores y términos en este cuaderno:

sábado, 18 de junio de 2011

Estallidos de violencia de un hombre normal vistos por el cine

Para este largo título encontramos, primeramente, dos películas que nos muestran algunas huellas tras las que seguir para tratar el tema: Perros de paja (1970), dirigida por Sam Peckinpah, y Un día de Furia (1992), dirigida por Joel Schumacher.


Anuncio original de la película Perros de paja (1970)
video

Anuncio original de la película Un día de furia (1992)

Perros de Paja (1970) contiene la historia de un pacífico profesor de matemáticas que se ha casado con una mujer sensual y, tal vez, provocadora; y no peco de misoginia, el mismo cartel original de la película lo expone a las claras. Hasta aquí podemos pensar que la vida con ella le traerá a su pareja, sin remedio, problemas de celos. Cierto. Pero hasta el extremo de sufrir ella una violación, jamás disculpable, y el correspondiente estallido de violencia de su hombre. 
Decía el filósofo chino Lao-tzu: “El Cielo y la Tierra no tienen benevolencia, para ellos los seres sólo son perros de paja", es decir, seres vacíos que representan lo que no son en realidad. Aunque su figura se ha perdido en la bruma de la historia, este filósofo veía la violencia como algo a ser evitado, y a la confrontación bélica como una ocasión de duelo, de tristeza...
Nuestra misma justicia, la contemporánea, disculpa, en algunas ocasiones, estos brotes de violencia, enajenación mental transitoria o legítima defensa son algunos de los argumentos que rebajan condenas o eximen de culpabilidad.
La proximidad del hombre y sus sentimientos con los del resto de los animales no nos ha de extrañar, conservamos mucho de nuestro primitivismo ancestral, y aún sufrimos ataques de violencia ante contrariedades límites, otra cosa sería ser una piedra.
La película goza de un montaje efectista, con imágenes impactantes, que crean en nosotros sensaciones de congoja que llegan a estados próximos a la cólera.
He encontrado numerosos artículos en Internet sobre esta cinta con los que coincido en sus impresiones. Es estimulante saber que compartimos sentimientos.


Cartel original de la película Perros de Paja (1970)


-----------------------------------------------------------

Retrato del personaje principal de Un día de Furia (1992)
El símbolo de sus gafas, de hombre de sociedad moderna, se ha roto, trayéndonos así una imagen que evoca violencia.

Un día de furia (1992), cuyo título original es Falling Down, muestra la caída a los infiernos de un empleado corriente expuesto a un día de perros en una gran ciudad. En circunstancias normales, casi todos controlamos nuestra agresividad, es en las especiales, en las extremas, cuando algunos damos rienda suelta a nuestras pulsiones agresivas. Nuestra cultura nos inhibe de responder violentamente, pero nuestro yo, el narcisismo propio, nos dice lo contrario: Anda, defiéndete, te están atacando. El problema es el tamaño de ese narcisismo. No es bueno acumular tensión, podría concluir, pero la cuestión es hacernos preguntas y rumiarlas bien, no responderlas con conclusiones rápidas. Veamos la película de Joel Schumacher, la historia de una sociedad que nos oprime, y la de la reacción violenta en que cae uno de sus individuos, una de sus víctimas. ¿Para qué sirve el pitido de una olla a presión? Esa salida de aire caliente, esa válvula que libera vapor cuando la presión llega a un límite. Hablamos de hermetismo, el ser humano no puede ser un ente hermético, no nos cuadriculemos.

No pretendo ser pragmático, sólo comparto mis impresiones con la intención de recibir otras contrapuestas o de sostenimiento, cualquiera es bien recibida.


-----------------------------------------------------------------

El cine contiene numerosos largometrajes con historias de estallidos de violencia en personas comunes, como usted o yo, que incluso practican el pacifismo, recordemos unos pocos títulos: El duelo es, sin duda, un momento crítico de violencia, en el primer caso, un hombre que ha de conservar la paz del pueblo, como es el sheriff de Sólo ante el peligro (1952), western dirigido por Fred Zinnemann, se enfrenta a toda una banda de malhechores; de segundo tenemos El hombre que mató a Liberty Valance (1962), otro grande del director John Ford, el hombre pacífico frente al pendenciero, un duelo con sorpresa, totalmente recomendable; de tercero, al adolescente de Karate Kid (1984), que por medio de las artes marciales quiere hacerse respetar participando en un torneo de kárate. El honor es, a menudo, el causante de estos duelos, recordemos al héroe romántico de siglos pasados, esa dignidad, o reputación, para él son lo más importante en la vida, un ejemplo: La princesa prometida (1987), fantasía y comedia juntas en una época de príncipes y doncellas. Pero con el duelo podemos entrar en terreno de la venganza, el mismo Iñigo de Montoya, de La princesa prometida, se habría de vengar de la muerte de su padre. Bruce Lee usó el motivo de la venganza en Furia Oriental (1972) por la muerte de su maestro; generalmente, Lee interpretaba a un hombre pacífico cuyo entorno de violencia desataba en él a un dragón del Jeet kune do (el camino del puño interceptor, técnica de artes marciales). Pero la venganza cae también en manos de mujeres, para Sondra Locke, actriz de muchas películas dirigidas por Clint Eastwood, Impacto súbito (1983) era un vehículo para ir sentenciando a muerte a cada uno de sus violadores; siempre conservo de esta película esa imagen de mujer que se toma la ley por su mano, disparo a los genitales. Los malos tragos de la vida, las malas experiencias, también hacen que personas que nacieron con buen corazón se conviertan en adoradores de la violencia, recordemos a Darth Vader, de La venganza de los Sith (2005), que siendo Anakin Skywalker pierde a su madre y a su esposa embarazada, convirtiéndose luego en la mano derecha del Emperador de la galaxia, ya en el lado oscuro de la fuerza. El hombre pacífico puede ser condicionado por su entorno, miren si no a Raskólnikov, de Crimen y Castigo, pieza maestra de Dostoievski, que pretendía recuperar sus estudios matando a una usurera prestamista y robando luego el dinero que necesitaba. La novela ha sido llevada al cine en varias ocasiones, con mayor o menor acierto: Crimen y castigo (1935), con el genial Peter Lorre, y Crimen y castigo (1998) para la televisión, con el convincente Patrick Dempsey en una adaptación bastante fiel al original. La infidelidad conyugal es otro de los detonantes de brotes de violencia; visionen la mediocre Infiel (2002), donde el tranquilo Richard Gere querrá matar al amante de su mujer, ¿lo hará? Normalmente, las películas sobre estallidos de violencia en un hombre pacífico suelen ser de mediana o baja calidad. Se repiten mucho los thrillers carcelarios, pues la cárcel es para el cine un buen escenario para las injusticias, recordemos al actor-luchador Van Danme en In Hell (2003), a Silvester Stallone en Encerrado (1989), o la cinta de mejor calidad La fuga de alcatraz (1979), con un Clint Eastwood más cerebral. Gracias al reciente comentario del profesor Eugenio Sánchez Bravo (auladefilosofia.net), he podido recordar una recomendable película sobre el tema que tratamos: Una historia de violencia (2005), del extraño y mutante David Cronenberg; en este último caso, el pasado es un condicionante para que surjan brotes de violencia; la película constituye un buen análisis del término violencia en el ser humano.
Como siempre, animo a participar añadiendo en comentarios títulos de películas o sugerencias que traten el tema. Gracias.


___________________________________________________________________

Te invito a visitar mis cuadernos en la Red:

Aprende Inglés en tres años (está en construcción y ya tiene varias lecciones),
El periódico más breve (dedicado al cine, la televisión, el teatro, los libros...),
El cuaderno de Héctor y sus libros (sobre los libros que he publicado en Amazon),
Tina Majorino (dedicado a la joven actriz. Su primera publicación fue en Lycos, en 2003).

 ___________________________________________________________

Zona de anuncios


Libros para niños, adolescentes y adultos


3 comentarios:

  1. En el caso del personaje de Michael Douglas, responde en la forma de ciudadano americano ante los problemas de su misma sociedad estadounidense, entiéndaseme que hablo de esa forma de decir ellos en las películas: "¡Soy ciudadano americano! ¡Exijo mis derechos!" Sólo que aquí lo hace como en el lejano oeste, con arma en mano. Algunos de sus problemas son con personas de otras razas, un tratamiento algo sesgado, con algo de intolerancia, ¿qué opináis? ¿está hecho adrede por el director?

    ResponderEliminar
  2. En Perros de paja se ilustra la idea de Hobbes de que, en estado de naturaleza, en ausencia de leyes y policía, "el hombre es un lobo para el hombre". A este respecto es una lectura inolvidable el capítulo XIII de Leviatán. En el fondo, si se dan las circunstancias apropiadas, todos somos animales salvajes.

    En Un día de furia creo el trasfondo filosófico es similar pero con un toque freudiano. Decía Freud que el pilar de la civilización es la represión de las deseos inconscientes. Todos somos un hervidero de pulsiones agresivas y sexuales. Cuando la presión del superego es excesiva se desata ese fondo hobbesiano que hay en todo ser humano.

    Esta visión pesimista de la naturaleza humana es muy común en Hollywood. Pensemos en la reciente Una historia de violencia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias profesor por su ilustrado comentario. Me siento feliz por el aporte de esa película Una historia de violencia.

    ResponderEliminar

Hola. Recuerda que todos podemos tener una opinión distinta. No recurras al insulto en tus comentarios o serán eliminados sin tenerlos en cuenta. Procura explicar tu punto de vista sin caer en la descalificación de los que no piensan como tú. Tenemos un cerebro para discurrir y trabajar con las ideas, somos algo más que puños y dientes. Gracias.

Recomiendo:


Visita mi cuaderno para estudiar inglés en el Bachillerato:
Te ayudará a sacar mejores notas en la asignatura de inglés

Algunas reseñas literarias:

La Odisea, atribuida a Homero:

Vamos a estudiar hoy una de las obras literarias históricamente preferidas por muchos: La Odisea, atribuida convencionalmente a Homero. Se trata de un gran poema épico griego que se estima tiene ya unos 2700 años de antigüedad.


Edipo Rey, de Sófocles:

Esquilo (siglos VI y V a.C.), Sófocles y Eurípides (los dos, siglo V a.C.) son tres de los grandes en la escena teatral de la Antigua Grecia.


Satiricón, de Petronio:

Hoy vamos a estudiar juntos un poco de la que se tiene por muchos como primera novela moderna de Occidente: Satiricón.


Cantar de Mío Cid:

El gran poema épico de los castellanos tiene muchos estudios a sus espaldas, muchos tratados y ensayos, muchos chavales lo han estudiado en las escuelas.


Divina Comedia, de Dante:

El gran poema que hoy estudiamos está escrito en tercetos endecasílabos. Su resumen parece sencillo: cuenta la epopeya del alma humana, su viaje a través del Infierno y del Purgatorio, desde donde accederá a la contemplación del Todopoderoso.


El paraíso perdido, de John Milton:

Voy a estudiar hoy algo del poema narrativo El paraíso perdido (1667), del escritor británico John Milton, y ustedes, si me lo permiten, están invitados.


Estas son las entradas más populares de mi cuaderno:

Razones por las que evitar los anuncios de algunas empresas de la Red:
1 - Algunos insultan a la inteligencia del lector. Me refiero a los que dicen que has ganado un premio por ser el visitante número 1.000.000. Triste, pero todavía hay publicistas que usan este tipo de ganchos.
2 - Ralentizan excesivamente la carga de un blog.
3 - Pagan a razón de unos pocos céntimos por miles de visitas. Todo trabajo debe ser remunerado justamente. Es mi deseo que, en el futuro, cualquiera que quiera anunciarse en un cuaderno de la Red deba pagar una cantidad justa a los creadores. Este abuso que existe hoy debería ser rechazado con rotundidad.

Condiciones de uso:

No me hago responsable de los comentarios y opiniones emitidos por los usuarios acerca de los artículos de este, mi cuaderno. Cada uno de los usuarios será responsable por tales comentarios u opiniones que envíe a alguno de los artículos de mi cuaderno. Si consideras que algún artículo, comentario u opinión de este cuaderno pudiera resultar ofensivo en algún modo, por favor, ponte en contacto conmigo: eltrucomasdificil@gmail.com
Gracias por participar.

Google+ Followers