Busca obras, autores, actores y términos en este cuaderno:

sábado, 10 de noviembre de 2012

Dédalo e Ícaro, mitología por el fabuloso Jim Henson

Daedalus and Icarus, cortometraje que pertenece a la serie The Stoyteller: Greek Myths (1990)
Me gustaría hablar hoy de Dédalo, de su hijo Ícaro y del pobre Perdix. Este deseo nace tras ver la estupenda serie televisiva creada por Jim Henson: El Cuentacuentos: Mitos de Grecia (1990). Este capítulo titulado Dédalo e Ícaro fue dirigido por Paul Weiland, siguiendo las instrucciones de Jim Henson, que además dirigió dos de los episodios de la primera temporada de El Cuentacuentos (1988): el tratamiento de la imagen, la escogida atmósfera de todos los episodios, iguales técnicas visuales, un estilo, en definitiva, representativo y muy acertado.

Dédalo era un hábil arquitecto y artesano ateniense, protegido de la diosa Atenea. Fue castigado al destierro por el asesinato de su sobrino Perdix. En sus muchos viajes destacó por sus inventos, en los que se incluyen unas figuras animadas que ya mencionara Platón. A su llegada a la isla de Creta, el rey Minos le mandó a construir un laberinto para encerrar al monstruo llamado Minotauro (cuyo nombre significa: el toro de Minos). Al terminar la obra, Minos pagó a Dédalo y a su hijo Ícaro con el cautiverio. Pero la inventiva suya les ayudó a escapar de la isla: consiguieron hacerse unas alas con plumas de un ave. En su vuelo, Ícaro fue atraído hacia lo alto, más arriba de sus posibilidades, el calor derritió la cera que mantenía unidas las plumas, precipitándose su cuerpo al mar.

Fotograma del cortometraje Dédalo e Ícaro (1990), de la serie El Cuentacuentos: Mitos griegos
El momento de locura de Dédalo arrojando a Perdix desde lo alto de la torre del templo de Atenea es acongojante. La mitología griega está llena de símbolos que representan verdades humanas, advertencias de nuestra propia condición, aquí la envidia lleva al asesinato.

En esta representación del mito de Ícaro, llaman Talos a Perdix, pues según las fuentes puede variar su nombre, que también es Calos para algunos. En la mitología griega, Ícaro, envidioso de los logros de su sobrino, acaba arrojándole desde lo alto de la torre del templo de Atenea. La diosa de la sabiduría, apiadándose de aquel muchacho que sobresalía por su ingenio, lo convirtió en un ave. Su final daría, según la leyenda, el nombre a la perdiz, un pájaro, que, como bien dice la enciclopedia de la Red: "no hace su nido en los árboles ni vuela alto, sino que anida en los setos y evita los lugares elevados, consciente de su posible caída".

Fotograma del cortometraje Dédalo e Ícaro (1990), de la serie El Cuentacuentos: Mitos griegos
Ícaro cae al mar por haber volado demasiado alto, muy cerca del sol. El mito nos advierte de los deseos desmesurados a los que tenemos que poner freno siguiendo instrucciones, como las que le dio su padre a Ícaro: no vueles muy alto porque el calor de los rayos del sol derretirá la cera de tus alas, ni muy bajo, porque el agua de las olas las mojará.

Destaca, por supuesto, la interpretación del actor Derec Jacobi en el papel del desventurado Dédalo. Intérprete que ya deslumbrara en su representación de Claudio, en la serie Yo, Claudio (1976).

Ojalá se os despierte la curiosidad para ver esta serie llamada en España El Cuentacuentos, y la podáis conseguir con mejor calidad de imagen. Todos los episodios, de esta, sobre la mitología griega, y de la primera, sobre cuentos y leyendas populares, son muy interesantes.

___________________________________________________________________

Te invito a visitar mis cuadernos en la Red:

Aprende Inglés en tres años (está en construcción y ya tiene varias lecciones),
El periódico más breve (dedicado al cine, la televisión, el teatro, los libros...),
El cuaderno de Héctor y sus libros (sobre los libros que he publicado en Amazon),
Tina Majorino (dedicado a la joven actriz. Su primera publicación fue en Lycos, en 2003).

______________________________________________________________

Zona de anuncios

Libros para niños, adolescentes y adultos




2 comentarios:

  1. Gracias por el post, y enhorabuena en general por el blog.

    Ícaro aprendió a volar, pero no a volar inteligentemente...

    Me encanta la frase de Russell: "La buena vida está inspirada en el amor, y basada en el conocimiento".

    Un saludo,

    Jose.



    ResponderEliminar
  2. Hola Jose. Gracias por tu comentario tan lleno de reflexión. Tengo que pensar en la frase de Russell.

    He visitado tu cuaderno y comparto tus opiniones en los artículos que dedicas a Schopenhauer y a algunas de sus obras.
    Soy un autodidacta y suelo llevarme por los sentimientos y por la vehemencia de mi espíritu, espero no equivocarme mucho. Gracias por darme ánimos.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Hola. Recuerda que todos podemos tener una opinión distinta. No recurras al insulto en tus comentarios o serán eliminados sin tenerlos en cuenta. Procura explicar tu punto de vista sin caer en la descalificación de los que no piensan como tú. Tenemos un cerebro para discurrir y trabajar con las ideas, somos algo más que puños y dientes. Gracias.

Recomiendo:


Visita mi cuaderno para estudiar inglés en el Bachillerato:
Te ayudará a sacar mejores notas en la asignatura de inglés

Algunas reseñas literarias:

La Odisea, atribuida a Homero:

Vamos a estudiar hoy una de las obras literarias históricamente preferidas por muchos: La Odisea, atribuida convencionalmente a Homero. Se trata de un gran poema épico griego que se estima tiene ya unos 2700 años de antigüedad.


Edipo Rey, de Sófocles:

Esquilo (siglos VI y V a.C.), Sófocles y Eurípides (los dos, siglo V a.C.) son tres de los grandes en la escena teatral de la Antigua Grecia.


Satiricón, de Petronio:

Hoy vamos a estudiar juntos un poco de la que se tiene por muchos como primera novela moderna de Occidente: Satiricón.


Cantar de Mío Cid:

El gran poema épico de los castellanos tiene muchos estudios a sus espaldas, muchos tratados y ensayos, muchos chavales lo han estudiado en las escuelas.


Divina Comedia, de Dante:

El gran poema que hoy estudiamos está escrito en tercetos endecasílabos. Su resumen parece sencillo: cuenta la epopeya del alma humana, su viaje a través del Infierno y del Purgatorio, desde donde accederá a la contemplación del Todopoderoso.


El paraíso perdido, de John Milton:

Voy a estudiar hoy algo del poema narrativo El paraíso perdido (1667), del escritor británico John Milton, y ustedes, si me lo permiten, están invitados.


Estas son las entradas más populares de mi cuaderno:

Razones por las que evitar los anuncios de algunas empresas de la Red:
1 - Algunos insultan a la inteligencia del lector. Me refiero a los que dicen que has ganado un premio por ser el visitante número 1.000.000. Triste, pero todavía hay publicistas que usan este tipo de ganchos.
2 - Ralentizan excesivamente la carga de un blog.
3 - Pagan a razón de unos pocos céntimos por miles de visitas. Todo trabajo debe ser remunerado justamente. Es mi deseo que, en el futuro, cualquiera que quiera anunciarse en un cuaderno de la Red deba pagar una cantidad justa a los creadores. Este abuso que existe hoy debería ser rechazado con rotundidad.

Condiciones de uso:

No me hago responsable de los comentarios y opiniones emitidos por los usuarios acerca de los artículos de este, mi cuaderno. Cada uno de los usuarios será responsable por tales comentarios u opiniones que envíe a alguno de los artículos de mi cuaderno. Si consideras que algún artículo, comentario u opinión de este cuaderno pudiera resultar ofensivo en algún modo, por favor, ponte en contacto conmigo: eltrucomasdificil@gmail.com
Gracias por participar.

Google+ Followers