Libros sobre cine:


________________________________________________________________________________

Busca obras, autores, actores y términos en este cuaderno:

viernes, 8 de febrero de 2013

El número 3 en la Biblia

Icono  de La Trinidad, por el pintor ruso Andréi Rubliov, s. XV
En una de las pasadas tardes tuve el infortunio de encontrarme en el camino a uno de esos grandes lectores de, digamos, una de las versiones de la Biblia (no menciono la religión que profesa para evitar males mayores, discusiones bizantinas, etc.) El hombre se unió a mi andar y comenzó una conversación criticando severamente a la Iglesia Católica, cosa que no me desagradó puesto que ya conocemos cuán grandes han sido los lamentos causados por aquella: Inquisición, prohibición de libros, freno a la ciencia, etc. Lo peor vino cuando el monólogo continuó centrado en figuras y metáforas religiosas del tipo “Abraham y el sacrificio de su hijo Isaac, que le pidió el mismo Dios”. Sólo pude interrumpirle en tres ocasiones de sus largas peroratas, en una de ellas, le hice una pregunta con trampa: ¿Por qué en la Biblia se repite tanto el número 3? (3 Reyes Magos, 3 veces me negarás, 3 cruces, 33 años de Cristo, al tercer día resucitarás, etc.) El hombre, apesadumbrado por la carga de una pregunta que jamás se había hecho, me miró extrañado y me contestó: No lo sé, en eso no caí en la cuenta nunca. Bueno, un gran examinador de la Biblia ¿y nunca se cuestionó algo que trajera contrariedad a su visión de los Textos Sagrados? La respuesta está en que la superchería, la magia y los números pastan a su antojo en la Biblia, ésta contiene mucho de superstición. Este hombre, pesado en su retórica, que incluso llegó a decirme que debía yo releer el Nuevo Testamento, porque hacía años que lo hice y eso se pierde, cuando mi respuesta fue: La vida es muy corta y tengo otros libros interesantes que leer, se sonrió en su trono de predicador superlativo que está por encima de su rebaño y prosiguió con su predicamento inútil.
Para mear y no echar gota. No tengo palabras. Ante una obsesión así no puedo encontrar remedio ni satisfacer mis ganas de salir corriendo.
Pensemos un momento en el triángulo, en las tres dimensiones y en los tres tiempos (pasado, presente y futuro)... Pero aquí podemos discutir, está permitido, ¿existe una cuarta dimensión?

____________________________________________________________

Zona de anuncios



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Recuerda que todos podemos tener una opinión distinta. No recurras al insulto en tus comentarios o serán eliminados sin tenerlos en cuenta. Procura explicar tu punto de vista sin caer en la descalificación de los que no piensan como tú. Tenemos un cerebro para discurrir y trabajar con las ideas, somos algo más que puños y dientes. Gracias.

Recomiendo:

Visita mi cuaderno para estudiar inglés en el Bachillerato:
Te ayudará a sacar mejores notas en la asignatura de inglés.

Algunas reseñas literarias:

La Odisea, atribuida a Homero:

Vamos a estudiar hoy una de las obras literarias históricamente preferidas por muchos: La Odisea, atribuida convencionalmente a Homero. Se trata de un gran poema épico griego que se estima tiene ya unos 2700 años de antigüedad.


Edipo Rey, de Sófocles:

Esquilo (siglos VI y V a.C.), Sófocles y Eurípides (los dos, siglo V a.C.) son tres de los grandes en la escena teatral de la Antigua Grecia.


Satiricón, de Petronio:

Hoy vamos a estudiar juntos un poco de la que se tiene por muchos como primera novela moderna de Occidente: Satiricón.


Cantar de Mío Cid:

El gran poema épico de los castellanos tiene muchos estudios a sus espaldas, muchos tratados y ensayos, muchos chavales lo han estudiado en las escuelas.


Divina Comedia, de Dante:

El gran poema que hoy estudiamos está escrito en tercetos endecasílabos. Su resumen parece sencillo: cuenta la epopeya del alma humana, su viaje a través del Infierno y del Purgatorio, desde donde accederá a la contemplación del Todopoderoso.


El paraíso perdido, de John Milton:

Voy a estudiar hoy algo del poema narrativo El paraíso perdido (1667), del escritor británico John Milton, y ustedes, si me lo permiten, están invitados.


Estas son las entradas más populares de mi cuaderno:

Razones por las que evitar los anuncios de algunas empresas de la Red:
1 - Algunos insultan a la inteligencia del lector. Me refiero a los que dicen que has ganado un premio por ser el visitante número 1.000.000. Triste, pero todavía hay publicistas que usan este tipo de ganchos.
2 - Ralentizan excesivamente la carga de un blog.
3 - Pagan a razón de unos pocos céntimos por miles de visitas. Todo trabajo debe ser remunerado justamente. Es mi deseo que, en el futuro, cualquiera que quiera anunciarse en un cuaderno de la Red deba pagar una cantidad justa a los creadores. Este abuso que existe hoy debería ser rechazado con rotundidad.

Condiciones de uso:

No me hago responsable de los comentarios y opiniones emitidos por los usuarios acerca de los artículos de este, mi cuaderno. Cada uno de los usuarios será responsable por tales comentarios u opiniones que envíe a alguno de los artículos de mi cuaderno. Si consideras que algún artículo, comentario u opinión de este cuaderno pudiera resultar ofensivo en algún modo, por favor, ponte en contacto conmigo: eltrucomasdificil@gmail.com
Gracias por participar.

Google+ Followers