Libros sobre cine:


________________________________________________________________________________

Busca obras, autores, actores y términos en este cuaderno:

miércoles, 20 de febrero de 2013

Un pirata llamado Thomas Alva Edison

Retrato del inventor y hombre de negocios Thomas Alva Edison

Hoy he recordado la vergonzosa historia de las cintas producidas por Georges Méliès en Francia y copiadas y vendidas por productores como Thomas Alva Edison (sí, el gran inventor) en los Estados Unidos. Todo un ejemplo de piratería comercial. Así lo cuenta Wikipedia, de la que extraigo un texto muy interesante:

"In May 1902 Méliès made his most famous film, A Trip to the Moon. The film includes the celebrated scene in which a spaceship hits the man in the moon in the eye; it was loosely based on Jules Verne's From the Earth to the Moon and H. G. Wells' The First Men in the Moon. In the film Méliès stars as Professor Barbenfouillis, a character similar to the astronomer he played in The Astronomer's Dream in 1898. Professor Barbenfouillis is president of the Astronomer's Club and oversees an expedition to the Moon. A space vehicle in the form of a large artillery shell is built in his laboratory, and he uses it to lead six men on a voyage to the moon. The vehicle is shot out of a large cannon and hits the Man in the Moon in the eye. The six men explore the moon's surface before going to sleep. As they dream, constellations dance around them and they are attacked by a group of moon men, played by acrobats from the Folies Bergère. They are chased back to their space-ship and then somehow fall from the moon back to earth, landing in the ocean (where a superimposed fish tank creates the illusion of the deep ocean). Eventually the six men return to their laboratory and are celebrated by adoring supporters.[2] At 14 minutes, it was Méliès's longest film up to that date and cost 10,000 francs to produce. The film was an enormous success in France and around the world, and Méliès sold both black and white and hand-colored versions to exhibitioners. The film made Méliès famous in the United States, where such producers as Thomas Edison, Siegmund Lubin and Carl Laemmle had pirated illegal copies and made large amounts of money off of them. This piracy caused Méliès to open a Star Films office in New York City, with his brother Gaston Méliès in charge. Gaston had been unsuccessful in the shoe business and agreed to join his more successful brother in the film industry. He travelled to New York in November 1902 and discovered the extent of the piracy in the US, such as Biograph having paid royalties on Méliès's film to film promoter Charles Urban.[7] When Gaston opened the branch office in New York, it included a charter that partly read "In opening a factory and office in New York we are prepared and determined energetically to pursue all counterfeiters and pirates. We will not speak twice, we will act!"[2] Gaston was assisted in the US by Lucien Reulos, who was the husband of Gaston's sister-in-law, Louise de Mirmont.[3]"

La traducción al castellano de este texto de arriba vendría a ser algo así:

"En mayo de 1902, Méliès hizo su película más famosa, Un viaje a la luna. La película incluye la célebre escena en que una nave espacial cae en el mismísimo ojo de la luna. Está basada libremente en las obras: De la tierra a la luna, de Julio Verne y El primer hombre en la luna, de H. G. Wells. La película está protagonizada por Méliès como el profesor Barbenfouillis, un personaje similar al astrónomo que interpretó en Sueño de un astrónomo en 1898. El profesor Barbenfouillis es presidente del Club del Astrónomo y supervisa una expedición a la luna. Un vehículo espacial en forma de un gran obús de artillería es construido en su laboratorio y será utilizado para llevar a seis hombres en un viaje a la luna. La nave es disparada por un cañón gigante que la envía al ojo de la luna. Los seis hombres explorarán la superficie lunar antes de ir a dormir. Mientras sueñan, las constelaciones bailan alrededor de ellos y son atacados por un grupo de hombres de la luna (selenitas), interpretados por acróbatas de Folies Bergère. Son perseguidos hasta su nave espacial y luego, con ella, caen de alguna forma de la luna a la Tierra, aterrizando en el océano (donde una pecera superpuesta crea la ilusión de las profundidades oceánicas). Finalmente los seis hombres regresan a su laboratorio, su llegada es festejada por los admiradores.[2] Con 14 minutos, fue la película más larga de Méliès hasta esa fecha, su producción costó 10.000 francos. La cinta fue un enorme éxito en Francia y en todo el mundo, Méliès vendió versiones en blanco y negro y coloreadas a los distribuidores. La película popularizó a Méliès en los Estados Unidos, donde algunos productores como Thomas Edison, Siegmund Lubin y Carl Laemmle hicieron copias ilegales, ganando con ello grandes sumas de dinero. Esta piratería provocó que Méliès tuviera que abrir una oficina de Star Films en la ciudad de Nueva York, con su hermano Gaston Méliès al cargo. Gastón no había tenido éxito en el negocio de calzado y aceptó unirse a su hermano más exitoso en la industria del cine. En noviembre de 1902, viajó a Nueva York donde descubriría la dimensión de la piratería en los Estados Unidos, como que la compañía Biograph pagaba royalties de las películas de Méliès al distribuidor y productor Charles Urban.[7] Cuando Gaston abrió la sucursal en Nueva York, en ésta podía leerse una carta que decía en parte "En la apertura de una oficina y fábrica en Nueva York estamos preparados y decididos enérgicamente a perseguir a todos los falsificadores y piratas. No hablaremos dos veces, actuaremos!"[2] Gaston fue asistido en Estados Unidos por Lucien Reulos, que era el marido de la cuñada de Gaston, Louise de Mirmont.[3]"

Podemos leer el artículo completo en: Georges Méliès.

Retrato del genial cineasta francés Georges Méliès
Lo que los cinéfilos sabemos es que Georges Méliès llegó a arruinarse después de invertir mucho dinero en sus películas. También nos cuenta la historia del cine que Thomas Alva Edison dirigía una compañía gigantesca que terminaba por absorber a todos sus competidores.

Versión coloreada del cortometraje Viaje a la luna (1902)

______________________________________________________________

Zona de anuncios

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Recuerda que todos podemos tener una opinión distinta. No recurras al insulto en tus comentarios o serán eliminados sin tenerlos en cuenta. Procura explicar tu punto de vista sin caer en la descalificación de los que no piensan como tú. Tenemos un cerebro para discurrir y trabajar con las ideas, somos algo más que puños y dientes. Gracias.

Recomiendo:


Visita mi cuaderno para estudiar inglés en el Bachillerato:
Te ayudará a sacar mejores notas en la asignatura de inglés

Algunas reseñas literarias:

La Odisea, atribuida a Homero:

Vamos a estudiar hoy una de las obras literarias históricamente preferidas por muchos: La Odisea, atribuida convencionalmente a Homero. Se trata de un gran poema épico griego que se estima tiene ya unos 2700 años de antigüedad.


Edipo Rey, de Sófocles:

Esquilo (siglos VI y V a.C.), Sófocles y Eurípides (los dos, siglo V a.C.) son tres de los grandes en la escena teatral de la Antigua Grecia.


Satiricón, de Petronio:

Hoy vamos a estudiar juntos un poco de la que se tiene por muchos como primera novela moderna de Occidente: Satiricón.


Cantar de Mío Cid:

El gran poema épico de los castellanos tiene muchos estudios a sus espaldas, muchos tratados y ensayos, muchos chavales lo han estudiado en las escuelas.


Divina Comedia, de Dante:

El gran poema que hoy estudiamos está escrito en tercetos endecasílabos. Su resumen parece sencillo: cuenta la epopeya del alma humana, su viaje a través del Infierno y del Purgatorio, desde donde accederá a la contemplación del Todopoderoso.


El paraíso perdido, de John Milton:

Voy a estudiar hoy algo del poema narrativo El paraíso perdido (1667), del escritor británico John Milton, y ustedes, si me lo permiten, están invitados.


Estas son las entradas más populares de mi cuaderno:

Razones por las que evitar los anuncios de algunas empresas de la Red:
1 - Algunos insultan a la inteligencia del lector. Me refiero a los que dicen que has ganado un premio por ser el visitante número 1.000.000. Triste, pero todavía hay publicistas que usan este tipo de ganchos.
2 - Ralentizan excesivamente la carga de un blog.
3 - Pagan a razón de unos pocos céntimos por miles de visitas. Todo trabajo debe ser remunerado justamente. Es mi deseo que, en el futuro, cualquiera que quiera anunciarse en un cuaderno de la Red deba pagar una cantidad justa a los creadores. Este abuso que existe hoy debería ser rechazado con rotundidad.

Condiciones de uso:

No me hago responsable de los comentarios y opiniones emitidos por los usuarios acerca de los artículos de este, mi cuaderno. Cada uno de los usuarios será responsable por tales comentarios u opiniones que envíe a alguno de los artículos de mi cuaderno. Si consideras que algún artículo, comentario u opinión de este cuaderno pudiera resultar ofensivo en algún modo, por favor, ponte en contacto conmigo: eltrucomasdificil@gmail.com
Gracias por participar.

Google+ Followers