Busca obras, autores, actores y términos en este cuaderno:

martes, 19 de febrero de 2013

Mitología moderna nacida en el cine (2)

Hollywood quería entretener con comedias alocadas, profundos melodramas, grandes producciones que hablaban de epopeyas, como Intolerancia (1916), mientras, en el resto del mundo, una multiplicidad de planteamientos se abrían camino: el expresionismo (Alemania, El gabinete del doctor Caligari, 1919), el cine político (Rusia, El acorazado Potemkin, 1925), la exploración de la psicología humana (Francia, Pasión de Juana de Arco, 1928), el realismo social (Alemania, Variété, 1925), un historicismo en forma de reivindicación (que también se realizó en América en películas como El nacimiento de una nación, 1915), el surrealismo (Francia, El perro andaluz, 1929)… Algunos dioses de nuestra mitología moderna  no estaban al margen de estas fuerzas, el genial director Fritz Lang firmaría en Alemania varias obras marcadas por el expresionismo. Greta Garbo, la diosa de la fotogenia, sobresaldría sobre otras muchas en Suecia, tierra de Selma Lagerlöf, en películas como La leyenda de Gösta Berling (1923) y de allí su gélida belleza saltaría a los Estados Unidos. Al margen de todas estas expresiones artísticas estaba Rodolfo Valentino, hoy en día extrañamente olvidado si consideramos que para millones de mujeres era el Apolo de Hollywood, la estrella más grande del imaginario cinematográfico.
 
Retrato de Rodolfo Valentino
Rudolph Valentino. Para entender la enorme figura que era Valentino en los años 20 del siglo XX se suele recurrir a recordar su entierro: todo ocurrió muy rápido, tenía sólo 31 años, era conocido en medio planeta y una fuerte peritonitis acababa con su vida. Alrededor de 100.000 personas se reunieron en las calles de Nueva York para despedir al astro de cine. Algunos seguidores se suicidaron. Pero, ¿quién era Valentino entonces? Era el amante latino por excelencia, en él se materializaban todos los ideales de un símbolo sexual ardiente, romántico y aventurero: Nació en Italia, vivió en París y triunfó en la Meca del cine, era un protagonista exótico y también un excelente bailarín. El caíd (1921), Sangre y arena (1922) y El águila negra (1925) son algunos de los largometrajes que le encumbraron al Olimpo de los dioses. A pesar de sus dos matrimonios, la leyenda cuenta que era homosexual (eso, en realidad, no lo sabía nadie más que él y sus supuestos amantes masculinos) y que aquellas uniones con mujeres eran sólo parte de la campaña para conservar su imagen de gran amante. Su prematura muerte impidió que su rostro envejeciera, su imagen será siempre la de un joven conquistador.

Entierro de Rodolfo Valentino, 24 de agosto de 1926


Retrato de un joven Fritz Lang, antes de perder el ojo derecho (ver nota 1)
Fritz Lang. Dos son las obras que colocan a Lang entre los mejores directores de la historia del cine: Metrópolis (1927) y El vampiro de Dusseldorf (1931). Un buen consejo que debería seguir todo cinéfilo es el de visionar con atención estos dos largometrajes y valorar el expresionismo como una forma de arte opuesta al impresionismo (escuelas que en el cine tuvieron algunas diferencias con su símiles en la pintura). Un director de cine recrea un mundo, el suyo es el trabajo de un Dios. El arte de Lang fue mejor entendido en Alemania, de la que tuvo que huir en 1934 al no coincidir su razón con la filosofía nazi que llegaba al poder. Después de rodar en Francia, viajó a los EEUU, donde tardaría en reemprender su carrera y adaptarse al gusto americano de hacer cine, más comercial y menos artístico, tal vez. A pesar de esto, rodó dos indiscutibles obras maestras en Hollywood: La mujer del cuadro (1944) y Secreto tras la puerta (1947), cine negro con un cierto toque que perturba la psique, en estas cintas no fallan el suspense ni el drama. En cualquier modo, imágenes de Metrópolis (1927) son como una ventana a un mundo futuro, a un sueño imposible lleno de poesía y plasticidad: algo bello y eterno en el recuerdo que conservamos de generación en generación.

 Retrato de Greta Garbo
Greta Garbo. La mujer fría. Los dioses la habían dotado con la gracia de la fotogenia, la cámara la quería, su rostro y sus gestos quedaban bien en cualquier posición y los espectadores, por consiguiente, la querían también. Durante mucho tiempo fue la número 1, tal vez se jugaba ese puesto de divina con Marlene Dietrich, con quien, se dice, habría tenido una relación amorosa en su primera juventud (la bisexualidad entre dioses es cosa común en esta mitología como en la de la Antigua Grecia). Su belleza es clásica y atemporal, fascina a los dos sexos. Recordemos también que fue una de las pocas estrellas que sobrevivió a la entrada del cine hablado: Anna Christie (1930) se publicitaba con el mensaje de: ¡Greta habla!; Ninotchka (1939), con el de ¡Greta sonríe! (era la primera vez)… Dejó el cine con 36 años y comenzó entonces una vida retirada. Odiaba que la retrataran según iba cumpliendo años. Para ella, este hecho real que significa envejecer es mejor llevarlo en la intimidad, no ocultaba sus canas y se vestía de forma discreta para pasar inadvertida. En la pantalla, su imagen permanece intocable, imperecedera, una deidad para la eternidad.
  
(nota 1) El misterio de los ojos de Fritz Lang podría explicarse así: durante la I Guerra Mundial perdió parte de la visión del ojo derecho; otras fuentes cuentan que fue en el rodaje de uno de sus Mabuse (trilogía) cuando sufrió un accidente con el que perdió su ojo. La cuestión es que se colocaba un monóculo en el ojo bueno y, ya de muy mayor, un parche en el ojo malo.


En el próximo artículo de Mitología moderna nacida del cine veremos juntos un especial dedicado a los primeros cómicos: Charlie Chaplin, Buster Keaton, Harold Lloyd, Oliver Hardy y Stan Lauren.

___________________________________________________________

Zona de anuncios

Libros para niños, adolescentes y adultos





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Recuerda que todos podemos tener una opinión distinta. No recurras al insulto en tus comentarios o serán eliminados sin tenerlos en cuenta. Procura explicar tu punto de vista sin caer en la descalificación de los que no piensan como tú. Tenemos un cerebro para discurrir y trabajar con las ideas, somos algo más que puños y dientes. Gracias.

Recomiendo:


Visita mi cuaderno para estudiar inglés en el Bachillerato:
Te ayudará a sacar mejores notas en la asignatura de inglés

Algunas reseñas literarias:

La Odisea, atribuida a Homero:

Vamos a estudiar hoy una de las obras literarias históricamente preferidas por muchos: La Odisea, atribuida convencionalmente a Homero. Se trata de un gran poema épico griego que se estima tiene ya unos 2700 años de antigüedad.


Edipo Rey, de Sófocles:

Esquilo (siglos VI y V a.C.), Sófocles y Eurípides (los dos, siglo V a.C.) son tres de los grandes en la escena teatral de la Antigua Grecia.


Satiricón, de Petronio:

Hoy vamos a estudiar juntos un poco de la que se tiene por muchos como primera novela moderna de Occidente: Satiricón.


Cantar de Mío Cid:

El gran poema épico de los castellanos tiene muchos estudios a sus espaldas, muchos tratados y ensayos, muchos chavales lo han estudiado en las escuelas.


Divina Comedia, de Dante:

El gran poema que hoy estudiamos está escrito en tercetos endecasílabos. Su resumen parece sencillo: cuenta la epopeya del alma humana, su viaje a través del Infierno y del Purgatorio, desde donde accederá a la contemplación del Todopoderoso.


El paraíso perdido, de John Milton:

Voy a estudiar hoy algo del poema narrativo El paraíso perdido (1667), del escritor británico John Milton, y ustedes, si me lo permiten, están invitados.


Estas son las entradas más populares de mi cuaderno:

Razones por las que evitar los anuncios de algunas empresas de la Red:
1 - Algunos insultan a la inteligencia del lector. Me refiero a los que dicen que has ganado un premio por ser el visitante número 1.000.000. Triste, pero todavía hay publicistas que usan este tipo de ganchos.
2 - Ralentizan excesivamente la carga de un blog.
3 - Pagan a razón de unos pocos céntimos por miles de visitas. Todo trabajo debe ser remunerado justamente. Es mi deseo que, en el futuro, cualquiera que quiera anunciarse en un cuaderno de la Red deba pagar una cantidad justa a los creadores. Este abuso que existe hoy debería ser rechazado con rotundidad.

Condiciones de uso:

No me hago responsable de los comentarios y opiniones emitidos por los usuarios acerca de los artículos de este, mi cuaderno. Cada uno de los usuarios será responsable por tales comentarios u opiniones que envíe a alguno de los artículos de mi cuaderno. Si consideras que algún artículo, comentario u opinión de este cuaderno pudiera resultar ofensivo en algún modo, por favor, ponte en contacto conmigo: eltrucomasdificil@gmail.com
Gracias por participar.

Google+ Followers