Busca obras, autores, actores y términos en este cuaderno:

miércoles, 4 de mayo de 2016

Blade Runner (1982), crítica cinematográfica

Póster de la película Blade Runner (1982)

Hoy voy a desarrollar una crítica cinematográfica del largometraje estadounidense Blade Runner (1982). Como no podría ser de otra forma, este escrito mío está vinculado a mi forma de ser y mis vivencias; sobre gustos nadie puede mandar, ni tampoco reprimir los de los demás (me refiero a los que lo intentan como si fueran pequeños dictadores de lo que se ha de sentir).

Blade Runner es una película que nos habla de una sociedad distópica (una antiutopía que nadie desea que ocurra). El filme nos muestra un futuro odioso y hasta pegajoso (la imagen de cada fotograma se nos queda pegada a la retina; la cinta posee un asombroso universo visual). La historia que nos cuenta se desarrolla en el año 2019, existen ya androides capaces de razonar de la misma manera que hace el hombre; son llamados replicantes, pero no pueden sentir empatía por los demás, sienten de una manera distinta a la nuestra; además, son mucho más fuertes. Estos replicantes han de ser eliminados, pues constituyen un peligro, ya no se atienen a lo que de ellos se esperaba: que fueran esclavos. Para la captura y eliminación de los replicantes existe un cuerpo de policía conocido como la unidad Blade Runner, entre los miembros de éste grupo se encuentra Rick Deckard (Harrison Ford), que tendrá que atrapar a tres peligrosos replicantes. En esas, como ocurriera en tantas otras películas, el protagonista se enamora de una de las personas que se supone tiene que eliminar, Rachael (Sean Young), una cuarta replicante, capaz de sentir emociones muy parecidas a las humanas. 

La película toma algo de la novela de Philip K. Dick: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, pero se distancia mucho de ésta en su desarrollo: el protagonista no está casado; las replicantes Rachael y Pris no son idénticas; la trama de la película no trata el tema religioso o espiritual; no existen en el largometraje las cajas de empatía o ánimos de las que nos habla el libro, o los animales domésticos artificiales (aunque vemos un búho en una secuencia y se dice que es caro y artificial, y más tarde una serpiente, también artificial; animales salvajes los dos), ni tampoco el polvo radiactivo, por citar solamente unas pocas diferencias. Es curioso, pero el director de la cinta, Ridley Scott, confesó que no había leído la novela original en la que se basa su película; el nombre "Blade Runner" no sale en la obra original, está sacado de otra novela de ciencia ficción. 

El guión de este producto es impecable. La imagen eleva a la cinta a la categoría de obra maestra. Su banda sonora es magistral, muy recomendable para la relajación. Las interpretaciones son perfectas, pocas veces ha estado mejor Harrison Ford, por no hablar del actor holandés Rutger Hauer (en el papel del replicante Roy Batty) y de la bella Sean Young, todos están a la altura de esta pieza que sufrió el desdén de la crítica y el público de su época, y que, con el paso de los años, ha dejado de ser una película maldita (en la que todos los que participaron sintieron que aquel fue un rodaje tormentoso) y se ha convertido en un ejemplo del mejor cine de ciencia ficción.

A continuación, nombro algunas curiosidades sobre la traducción de su guión al español, el cual sufrió en España ciertos cambios involuntarios (supongo que fueron errores), de los que me gustaría nombrar solamente dos:

La replicante llamada Pris dice en una secuencia: "I think, Sebastian, therefore I am": "Pienso, Sebastian, luego existo". Aquí está citando al filósofo René Descartes: "Cogito ergo sum": "Pienso, luego existo". En la traducción española, la actriz de doblaje dice: "Yo creo, Sebastian, que eso es lo que soy". La frase pierde todo su sentido filosófico original.

El replicante Roy Batty dice al principio de su famoso monólogo: "I've seen things you people wouldn't believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orion...": "He visto cosas que vosotros no creeríais. Naves de ataque en llamas más allá del hombro de Orión...". En la traducción española, el actor de doblaje dice: "Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: Atacar naves en llamas más allá de Orión..."

Estos descuidos hacen que las bonitas voces que añadimos a la película desfiguren parte del sentido original del que gozaba el guión. Conocer esto me ha defraudado un tanto.

Por último, comento un pequeño defecto de la película: la primera vez que la vi, descubrí que al posarse una nave en el asfalto (está lloviendo copiosamente), el agua resbala por los cables que la sujetan. En esa época aún no se borraban estos cables al tratar la imagen con ordenadores.

Ahora te pregunto: ¿Qué es sentir empatía? ¿Pueden todos los humanos identificarse y compartir sentimientos entre sí? Muchos no, seguramente lo descubrirás con los años, si no lo has descubierto ya.

Fotogramas de la película Blade Runner (1982)
 Es una pena que ella no vaya a vivir.

Pero de nuevo, ¿quién vive?

Crítica cinematográfica de la película Blade Runner (1982), por un ente de ficción


Dejo un enlace de Aula de Filosofía, para los que estén interesados en profundizar más en los asuntos filosóficos de esta película: Lo que Deckard no sabía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Recuerda que todos podemos tener una opinión distinta. No recurras al insulto en tus comentarios o serán eliminados sin tenerlos en cuenta. Procura explicar tu punto de vista sin caer en la descalificación de los que no piensan como tú. Tenemos un cerebro para discurrir y trabajar con las ideas, somos algo más que puños y dientes. Gracias.

Recomiendo:


Visita mi cuaderno para estudiar inglés en el Bachillerato:
Te ayudará a sacar mejores notas en la asignatura de inglés

Algunas reseñas literarias:

La Odisea, atribuida a Homero:

Vamos a estudiar hoy una de las obras literarias históricamente preferidas por muchos: La Odisea, atribuida convencionalmente a Homero. Se trata de un gran poema épico griego que se estima tiene ya unos 2700 años de antigüedad.


Edipo Rey, de Sófocles:

Esquilo (siglos VI y V a.C.), Sófocles y Eurípides (los dos, siglo V a.C.) son tres de los grandes en la escena teatral de la Antigua Grecia.


Satiricón, de Petronio:

Hoy vamos a estudiar juntos un poco de la que se tiene por muchos como primera novela moderna de Occidente: Satiricón.


Cantar de Mío Cid:

El gran poema épico de los castellanos tiene muchos estudios a sus espaldas, muchos tratados y ensayos, muchos chavales lo han estudiado en las escuelas.


Divina Comedia, de Dante:

El gran poema que hoy estudiamos está escrito en tercetos endecasílabos. Su resumen parece sencillo: cuenta la epopeya del alma humana, su viaje a través del Infierno y del Purgatorio, desde donde accederá a la contemplación del Todopoderoso.


El paraíso perdido, de John Milton:

Voy a estudiar hoy algo del poema narrativo El paraíso perdido (1667), del escritor británico John Milton, y ustedes, si me lo permiten, están invitados.


Estas son las entradas más populares de mi cuaderno:

Razones por las que evitar los anuncios de algunas empresas de la Red:
1 - Algunos insultan a la inteligencia del lector. Me refiero a los que dicen que has ganado un premio por ser el visitante número 1.000.000. Triste, pero todavía hay publicistas que usan este tipo de ganchos.
2 - Ralentizan excesivamente la carga de un blog.
3 - Pagan a razón de unos pocos céntimos por miles de visitas. Todo trabajo debe ser remunerado justamente. Es mi deseo que, en el futuro, cualquiera que quiera anunciarse en un cuaderno de la Red deba pagar una cantidad justa a los creadores. Este abuso que existe hoy debería ser rechazado con rotundidad.

Condiciones de uso:

No me hago responsable de los comentarios y opiniones emitidos por los usuarios acerca de los artículos de este, mi cuaderno. Cada uno de los usuarios será responsable por tales comentarios u opiniones que envíe a alguno de los artículos de mi cuaderno. Si consideras que algún artículo, comentario u opinión de este cuaderno pudiera resultar ofensivo en algún modo, por favor, ponte en contacto conmigo: eltrucomasdificil@gmail.com
Gracias por participar.

Google+ Followers